¿Prefieres soluciones parche o un alivio que evite principalmente una patología tendinosa crónica a futuro?

Tratar las contracturas musculares con antiinflamatorios como ibuprofeno, diclofenaco u cremas tópicas puede prolongar las lesiones en el tiempo y transformarlas en crónicas, alertó la Asociación Latinoamericana de Medicina Músculo-Esquelética (LAOM).

Las contracturas musculares son la expresión de sufrimiento del músculo, ya sea por malas posturas o por exceso de uso (sobrecarga muscular) o, en una persona sedentaria, por pequeños excesos que generan sobrecarga muscular.

Una contractura es una parte del músculo que padece un acortamiento que llamamos banda tensa, por eso cuando nos tocamos sentimos mucha tensión y dureza, que habitualmente es dolorosa. Dentro de la contractura existe un punto gatillo, que es el centro de máximo dolor del acortamiento muscular.

Si no se tratan esas contracturas o ‘síndromes miofasciales’ se ve afectada la calidad de vida y el descanso de las personas. Además con el tiempo un músculo acortado puede generar patología en los tendones por la sobre exigencia de estos.

El masaje proporciona principalmente un barrido de toxinas (deshechos metabólicos que son un factor negativo en nuestro organismo)… Las técnicas descontracturantes liberan la musculatura afectada, es sedativo, disminuye la toma de analgésicos hasta en un 80%, mejora la elasticidad y contractibilidad del músculo aumentando su funcionalidad, aumenta la oxigenación, evita calambres al realizar barrido se toxinas, beneficia el retorno venoso, etc, etc, etc.

➡Son tantos los beneficios de un masaje, que al realizarlo a tiempo evitara posteriormente una lesión mucho más grave y que dure mucho tiempo en su rehabilitación… Sé consciente sobre el llamado que hace tu cuerpo, cuídate.

Atentamente,

María Fernanda Abásolo

Para masajes en Talagante, reservas y consultas al

+56994125954

27654847_412138649216418_7605624020582886442_n